Pedro Costa

Pedro Costa (Lisboa, 1959) ingresa muy joven en la Escuela Superior de Teatro y Cine de Lisboa donde recibe clases de António Reis, un histórico del cine portugués e influencia confesa del cineasta. En su primer largometraje, O Sangue (1989), anuncia ya algunas de sus características esenciales, con un lenguaje austero y abierto a la experimentación y un marcado laconismo narrativo. Su segunda obra, Casa de Lava (1994), se estrena en el Festival de Cannes y en ella tiene lugar una primera aproximación a la comunidad de inmigrantes procedente de las antiguas colonias portuguesas. Ya en 1997, inaugura una inolvidable trilogía sobre el barrio de Fontainhas, en Lisboa, habitado mayoritariamente por inmigrantes caboverdianos. La obra de Costa experimenta aquí una profunda transformación que lo lleva a abandonar el dispositivo clásico de Ossos (1997) y optar por una pequeña cámara de vídeo para grabar En el cuarto de Vanda (2000), su primera obra maestra, multipremiada en festivales como Cannes, Locarno, Yamagata o Cinéma du Réel. En Juventud en marcha (2006) emerge la figura de Ventura, obrero caboverdiano jubilado que alcanza su expresión más cruda y estilizada en Caballo dinero (2014).

Imagen: Óscar Fernández Orengo

Películas