Rita Azevedo Gomes

Su carrera comienza a inicios de los 70 y comprende cine (con Manoel de Oliveira, Noronha da Costa, Werner Schröeter, Eduardo de Gregório, Valeria Sarmiento y otros), teatro (La gaviota de Chejov, Antígona de Sófocles, Bérénice de Racine, etc.) y ópera (La reina de las hadas, El rey Arthur, La Traviata, Idomeneo, Platea, El carnaval de los animales, etc.)

Durante 30 años trabajó mano a mano con João Bénard da Costa, primero en el Departamento de Cine de la Fundación Gulbenkian y, desde 1993, en la Cinemateca Portuguesa. Durante este tiempo forjó una sólida reputación por sus trabajos de diseño gráfico en catálogos de cine y publicaciones cinematográficas.

Su filmografía comienza en 1990 con O som da terra e tremer, una obra íntimamente relacionada con el cine de Marguerite Duras que anuncia un universo referencial decididamente femenino. A esta película inaugural siguen otras de medio y largo metraje proyectadas y aclamadas en festivales internacionales —Venecia, Montreal, BAFICI, Turín, Viennale, Jeonju, DocLisboa, Marsella, Cinesul Rio, entre otros— y distribuidos en Portugal, Francia y España. En 2013, el BAFICI organizó una retrospectiva completa de su trabajo.

Sin embargo, no será hasta 2016 cuando su cine se dé a conocer ante el público español, con el estreno por parte de NUMAX Distribución de La venganza de una mujer (2012), ejemplar adaptación de Las diabolicas, de Barbey d'Aurebilly, que ha enamorado a espectadores de todo el país. 2017 es el año de Correspondencias, una obra de arte total que la consolida como una de las grandes directoras de nuestro tiempo.

Rita Azevedo Gomes

Películas