«El león duerme esta noche» — Notas de producción #03

Tercera de las 5 notas de producción elaboradas por Nobuhiro Suwa en la confiesa que su deseo de trabajar con niños y niñas fue uno de los motores del proyecto.

Nobuhiro Suwa

El comienzo del proyecto se remonta a hace 5 años. En esa época no teníamos una idea concreta. Pero teníamos un deseo secreto. En 2009, cuando estrenamos Yuki & Nina, Etsuko Dohi de Cinémonde me había propuesto intervenir en los talleres de cine que ella organizaba en el marco del «Children Meet Cinema». El programa de estos talleres era muy audaz: los niños debían realizar una película en 3 días. Acepté la propuesta sin pensarlo demasiado y viví finalmente una experiencia muy estimulante. Era como redescubrir de nuevo el cine. Desde entonces repetí la experiencia varias veces con nuevas sorpresas y descubrimientos. Esto me dio ganas de facer en algún momento una película con niños. No simplemente grabarlos como actores, sino imaginar una historia e grabarla con ellos, una historia sin predefinir, como hizo Apichatpong Weerasethakul en Mysterious Object at Noon. Yo soñaba vagamente con una aventura similar. Una vez que arrancamos con el proyecto de El león, volví a pensar en esta idea y me llevó a imaginar una película con un viejo y unos niños. Mi productora, Michiko Yoshitake, se interesó en la idea de elaborar un guion que recogiese el taller de cine. Contactamos diferentes organismos que pudiesen darle acogida al proyecto. En verano de 2015 visitamos algunos organismos de Burdeos y Marsella y finalmente encontramos la Escuela de teatro y cine Gérard Philippe. Gracias a la contribución de Claire Moigno, la representante de la escuela, conseguimos involucrar a una veintena de niños. Estaban interesados no solamente en actuar sino también en la idea de crear. Nos lanzamos a trabajar en los talleres de Peymeinade sin saber a qué se iba a parecer nuestra película.

Otras noticias